Saltar al contenido

Interpretando un sueño recurrente de tu coche rodando hacia atrás

soñar con tu coche que va de reversa

¿Sueña que ha aparcado su coche, lo ha apagado, pero después comienza a rodar hacia atrás?¿O a lo mejor sueña que ha salido del coche y no se desplaza, pero luego de mirarlo unos instantes, comienza a rodar hacia atrás?

Estés o no en el coche, sabes lo que va a pasar invariablemente cuando comience a retroceder por su cuenta, va a chocar con otros transportes.

Soñar que tu auto está rodando hacia atrás mientras estás en él

En estos sueños, ya eres consciente de la historia del coche de rodar hacia atrás por su cuenta, inclusive luego de haber apagado el encendido.

Por supuesto, NO tienes ni iniciativa de que estás soñando con este ámbito por enésima vez. No obstante, en estos sueños, temes que el transporte empieza a retroceder en el instante en que lo apagues y retires el pie del pedal de freno.

Y desde luego, ahí va. Presionas con fuerza el freno, pero no sirve de nada.

Otra alteración es que antes de que apagues el coche, éste comienza a retroceder, inclusive si no estás en una colina.

En cualquier situación, lo ineludible ocurre: La parte posterior del transporte choca contra otro transporte estacionado. Pero tu coche sigue rodando, aunque esté contra el otro transporte, forzando el impulso hacia el otro transporte, continuando a arrugarlo, pero además forzándolo a desplazarse.

soñar con tu coche que va de reversa

Esto causa una oposición en cadena, donde -mientras estás aún al volante- el transporte que tu coche golpeó entonces rueda hacia otro, arrugando este, además. Y de esta forma sucesivamente.

Y tú estás sentado ahí sin lograr realizar nada mientras tu auto sigue empujando contra el otro transporte, proliferando la oposición en cadena, que puede suceder en cualquier clase de estacionamiento o inclusive alcanzar a la calle.

No puedes salir de tu transporte porque o bien temes que esto lo descontrole más, o bien, temes que te hieran intentando de saltar de él, más allá de que se mueva lentamente.

Soñar que tu auto está rodando hacia atrás luego de salir de él

Casi lo mismo sucede si el rodaje se produce sólo luego de escapar del transporte.

Excepto que puedes ser testigo de esto desde un criterio más extenso. Además, se escucha más de forma sencilla el arrugamiento y el crujido del metal mientras se lleva a cabo la oposición en cadena.

Entonces temes que el coche renegado sea rastreado hasta ti y que poseas que abonar todas las reparaciones y/o que tus padres se enfaden bastante (aunque llegues a la edad adulta).

En estos sueños, nadie sale herido o queda atrapado en su transporte mientras el tuyo se estrella lentamente contra él.

El sueño implica a las colinas

A ocasiones hay una colina implicada, como retroceder lentamente el coche por un sendero inclinado. Al ofrecer golpecitos o pisar con todas tus fuerzas los frenos para vigilar el transporte, esto no posee ningún efecto y sigue rodando hacia atrás en la calle.

O, puede que esté estacionando en una calle empinada. Sólo sabe que en el instante en que apague el motor, el auto empezará a rodar en reversa cuesta abajo, en ocasiones en una colina empinada.

La interpretación de estos sueños recurrentes

Dos cosas peculiares vienen a la mente

  • Nadie es atropellado, ni peatones ni ciclistas, y los otros transportes atropellados están siempre vacíos.
  • En la vida real, no tienes miedo de que tu transporte se mueva más allá de tu control. De hecho, eres un enorme conductor y tu coche está en condiciones óptimas.

Sentirse completamente fuera de control de su vida

El sedán, el todoterreno, la furgoneta, la camioneta o el colectivo que conduces en estos sueños simboliza o representa tu vida. En tu vida despierta, te sientes muy fuera de control.

Demasiadas cosas angustiosas están pasando a lo largo de la vida despierta que no has podido mitigar. En la vida despierta, tus pensamientos se centran comúnmente en intentar solucionar ocasiones agotadoras que no puedes vigilar.

Esta mugre está en tu cabeza cuando te duermes y requiere ser procesada. Por eso tu cabeza crea estos sueños constantemente.

Interpretación de los detalles

El movimiento de retroceso descarta la oportunidad de ver de forma sencilla lo que podría estar subiendo por detrás. El movimiento hacia adelante te daría una alguna sensación de control, en el sentido de que verías de forma sencilla lo que viene (en tu futuro) – algo que no has podido llevar a cabo en la vida despierta.

Acuérdese que el tema es sentirse fuera de control, ósea, tener miedo de que surjan situaciones angustiosas por detrás, como ser despedido de un trabajo o ser diagnosticado inesperadamente con una condición médica grave.

Ningún otro es golpeado o está presente para presenciar la circunstancia porque el tema es todo sobre USTED. Es TU vida la que está fuera de control, no la de otra persona.

He tenido este sueño recurrente a lo largo de varios años, pero me creo un increíble conductor y siempre tengo un coche que trabaja bien.

Pero han sucedido cosas en mi vida que me dejaron impotente. Algunas ocasiones se han resuelto, en tanto que otras están en curso.

Interpretaciones alternativas

Volver al pasado

El rodar o retroceder simboliza un feroz anhelo de retroceder en el tiempo y llevar a cabo las cosas de forma diferente para evadir los resultados negativos en su historia que por último sucedieron.

¿Cuántas ocasiones te has soñado que súbitamente estás de vuelta en el tiempo, a lo mejor cinco años, a lo mejor 10 años, a lo mejor 20? ¿O quizás la vuelta se destaca por una etapa como la escuela secundaria, la facultad, los primeros años de su matrimonio, un trabajo en especial, etc., y usted consigue revivir todos esos años, excepto con la cabeza, el saber y la inteligencia que tiene en la actualidad? ¡Qué espectacular sería eso!

El sueño es el código para un retroceso en el tiempo. ¿Pero por qué el retroceso de tu coche crea una vivencia agotadora en estos sueños? Porque en la vida real, es muy agotador entender que jamás puedes retroceder en el tiempo para una vuelta.

Deslizarse hacia atrás en los pésimos hábitos

Tal vez ha fracasado en no fumar más (muchas veces) o intentó repetidamente adelgazar sin triunfo. Quizás su matrimonio está fracasando o estuvo durmiendo bastante. Estos fracasos se le reprochan a lo largo de las horas de vigilia y siguen enconándose en su cabeza a lo largo de la etapa REM (sueño) del sueño.

Rodar por una colina empinada o un sendero de entrada inclinado

Esto simboliza un subconjunto del fenómeno «fuera de control»: Tienes miedo de que las elecciones que tomes en la vida resulten en un desastre, como en el simbólico desastre de que tu coche ruede en reversa por la entrada y sea arrollado por un transporte que viene en dirección contraria. ¿Y qué tiene la posibilidad de ser más aterrador que estar en un coche rodando en reversa por una colina empinada fuera de tu control, dirigiéndose invariablemente hacia una intersección?

Pregúntate qué enorme caída en la vida has estado posponiendo, como dejar tu miserable trabajo para comenzar el negocio de tus sueños; finalizar una relación turbulenta; mencionarles a tus suegros Alfa que no deseas que sean los anfitriones de la próxima cena de Navidad, etc.

¿Por qué estos sueños son ocasionalmente lúcidos?

De nuevo, esto regresa a simbolizar el sentimiento de estar fuera de control, asi sea generalmente en su historia, sobre puntos particulares como el control de peso o las finanzas, o la impotencia de volver al pasado para una exclusiva vida. Si estos sueños fueran lúcidos, esto significaría cierto nivel de control en el sueño. Por eso tiene sentido que jamás (o extraña vez) te des cuenta de que estás soñando en estos sueños.

El coche como el símbolo especial de la falta de control

Si hubieras nacido bastante antes de la invención de los coches, indudablemente habrías imaginado que estabas en una carreta o buggy a caballo en vez de en un coche. De la misma manera, da igual lo que hicieras, el auto del sueño sigue yendo hacia atrás, forzando a los caballos a caminar hacia atrás, o los caballos están caminando hacia atrás y forzando al carro a ir en reversa.

Nuestro primordial medio de transporte simboliza en la vida real nuestra independencia y sentido de control, inclusive si se siente como si toda tu vida se fuera al traste.